6 ejercicios que elevan y redondean las nalgas.

6 ejercicios que elevan y redondean las nalgas.

¿Sabías que tener una espalda más grande podría ser algo bueno? Investigadores de la Universidad de Oxford encontraron que las mujeres con más muslos y glúteos tenían un menor riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes y otros problemas relacionados con la obesidad.

“Las propiedades protectoras de la deposición de grasa en la parte inferior del cuerpo han sido confirmadas por numerosos estudios realizados en sujetos con un amplio rango de edad, IMC y comorbilidades”, escribieron los investigadores en el International Journal of la obesidad.

Además, el estudio mostró que el aumento en la altura se asoció con niveles más altos de ácidos grasos omega-3, que contribuyen a la función cerebral, y a la leptina, una hormona que regula las señales del cerebro. el hambre.

Parece que las mujeres están obsesionadas con tener nalgas perfectamente redondeadas y elevadas, pero puede que no sea tan grave. Por supuesto, debes amar a tu cuerpo en cualquier forma, pero si quieres tener un trasero más musculoso pero tonificado, tenemos los ejercicios perfectos para lograr tus objetivos.

AQUÍ ESTÁN LOS 6 MEJORES EJERCICIOS PARA ELEVAR Y LLEGAR A SU RESPUESTA:

  1. PUENTE DE BOTONES

Este ejercicio es bastante simple. Simplemente acuéstese boca arriba con las rodillas dobladas y los brazos apoyados sobre los costados o el estómago. Luego levante los glúteos, baje la espalda y los muslos en el piso y contraiga los músculos de los glúteos. Asegúrese de mantener los músculos abdominales contraídos y levante el cuerpo hasta que las caderas queden paralelas a las rodillas. Mantenga esta posición durante unos segundos, luego baje el cuerpo. Repita esto para 3 series de 10 a 12 repeticiones.

  1. NIÑOS DE GLUCTE

Otro ejercicio simple pero efectivo. Ponte a cuatro patas con las manos paralelas a los hombros y las rodillas paralelas a las caderas. Con la pierna izquierda en el piso, levante la pierna derecha en un ángulo de 90 grados hasta que el pie quede paralelo al techo. Asegúrese de mantener el pie derecho flexionado y pellizque los músculos glúteos. Baje la pierna sin tocar el suelo y repita de 10 a 12 repeticiones, cambie de lado y repita 3 series en cada lado.

  1. PESO MUERTO

Para este ejercicio necesitarás una mancuerna o una mancuerna. Comience con los pies bien separados, los dedos de los pies apuntando hacia afuera y barras al lado de los pies. Doble las rodillas y bájese para llegar a la barra, manteniendo la espalda y el pecho rectos. Pise los talones y cargue el peso cerca de las caderas. Recuerde empujar sus caderas hacia adelante y apretar los músculos de sus glúteos. Luego, baje el peso lentamente y repita la operación para 4 series de 8 a 10 repeticiones.

  1. SUNDADILLAS BULGARAS

Este ejercicio puede parecer un poco extraño, pero ciertamente vale la pena. Solo toma una silla y coloca la parte superior de tu pie izquierdo sobre ella. Coloque su pierna derecha frente a usted en un plano largo. Luego, baje el cuerpo hasta la posición de carga hasta que la rodilla izquierda toque el suelo y la rodilla derecha quede paralela al suelo. Puedes elegir usar pesas si te sientes cómodo, pero no es obligatorio.

  1. nadar

Es un ejercicio difícil, pero es lo que lo hace tan efectivo. Acuéstese boca abajo y levante ambas piernas del piso, presionando sus nalgas tan fuerte como pueda. Extiende los brazos hacia adelante con las palmas hacia abajo, a unos centímetros del suelo. Levanta la pierna izquierda y el brazo derecho hacia arriba, como si estuvieras nadando. Repita en el otro lado, cambiando rápidamente de lado a lado. Intenta hacer esto durante 3 series de 45 segundos cada una, descansando durante un minuto.

  1. mercado ambulante

Sabemos que probablemente ya esté adolorido y agotado, ¡pero ha llegado al último ejercicio de la lista! Es casi la hora de tomar un descanso. Para esto puedes optar por utilizar pesos, pero no es obligatorio. Párese con los pies separados al ancho de los hombros y las manos en las caderas o los lados. Luego, avanza y baja una pierna hasta que la rodilla en la espalda casi toque el suelo. Asegúrese de que la rodilla delantera no se extienda más allá de los dedos y mantenga el torso y el pecho rectos. Luego, mueve tu pie hacia atrás y levántate. Avance el pie opuesto y repita para 3 series de 10 a 12 repeticiones en cada lado.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *